Bosques oscuros

A veces tenemos que atravezar los bosques oscuros aunque nos da miedo, aunque no queremos entrar. No vemos nada más que los arboles gigantes y oscuridad al fondo. Escuchemos los sonidos de los buhos, los aullidos de los lobos y sentimos que hay serpientes colgandose de los arboles y escondiendose en los arbustos. Sentimos el peligro por todos lados y se fue toda la sensación de seguridad. Mirando la entrada de este bosque escuchemos gritos en la mente, “¡no entras!”, “quedate a este lado donde estás segura porque no sabes que te puede pasar ahí”.

A menudo decidimos quedarnos al lado seguro y no entrar al bosque oscuro. No queremos confrontarnos con el peligro, no nos queremos sentir solos, no queremos sentir el miedo y por eso decidimos quedarnos donde estamos.

Sin embargo, para crecer y superar tus miedos tienes que sentir tus miedos. Para saber que puedes hacer las cosas a solos, tienes que estar solo. Para saber que puedes lidiarte con el peligro y defenderte, tienes que confrontarte con el peligro. Si estas estancada y ya no sabes donde ir, no te quedas en el mismo sitio, entra al bosque oscuro. En este bosque aprendemos más sobre nosotros mismos, en esa oscuridad aprendemos como encontrar la luz al otro lado. Toma el primer paso, pasa la frontera y entra y sin mirar atrás, sigue caminando. Si te encuentras con un lobo hambriente, luchalo y defiendete. No le tengas miedo porque sabes que te podrás defender si tu quieres defenderte. Si el camino se acaba y tienes que cruzar un rio de agua helada para poder seguir, hazlo. El frio no te mata en un instante y siguiendo tu camino te vuelvas a calentar. Si estas con hambre porque se te acabo la comida, sigue caminando y mantén tus ojos abiertos para encontrar algo de comer. Por más cansado que estas, por más que te duele el cuerpo, por más miedo que sientes, avanza.

Al final encuentras la recompensa, llegando al otro lado del bosque, haber pasado todos los obstaculos. Saliendo del bosque oscuro al otro lado encuentras la luz, encuentras tus verdaderos amigos y familiares que realmente te quieren. Saliendo del bosque has aprendido que puedes superar cualquier peligro o dificultad. Aprendiste que tu mismo te puedes salvar y tu mismo te puedes cuidar. Ahi aprendiste que al final nunca estas solo porque siempre hay ‘algo’ que te esta protegiendo y avisando si hay un peligro. Aprendiste que tu intuicion nunca te falla y ahora sabes como escucharlo.

Ahora sabes que eres único y mereces el amor propio.

Geef een reactie

Vul je gegevens in of klik op een icoon om in te loggen.

WordPress.com logo

Je reageert onder je WordPress.com account. Log uit /  Bijwerken )

Google photo

Je reageert onder je Google account. Log uit /  Bijwerken )

Twitter-afbeelding

Je reageert onder je Twitter account. Log uit /  Bijwerken )

Facebook foto

Je reageert onder je Facebook account. Log uit /  Bijwerken )

Verbinden met %s

%d bloggers liken dit: