Guerrera femenina

Durante tantos siglos, las mujeres han sido oprimidas. No solo las mujeres, sino muchas otras entidades, como las razas con una piel más oscura porque los hombres blancos decidieron que deberían ser la minoría. En este escrito quiero centrarme particularmente en la opresión de las mujeres en general, de cualquier color, cultura o raza.

Por alguna razón, siempre hemos tenido un cierto rol que debemos seguir y se espera que actuemos, vistamos y pensemos de acuerdo con ese rol. Desde chicas jóvenes nos despojan de nuestra libertad y nos dicen qué hacer. Si una niña quiere jugar con un camión o carro en miniatura, nos dicen que esos juguetes son para niños y que las niñas deben jugar con muñecas. El color rosado es para niñas y azul para niños, por lo tanto, no deberíamos elegir el azul como nuestro color favorito, sino el rosado.

Nos gusta trepar a los árboles, saltar sobre ríos pequeños y correr riesgos, pero por lo general nos dicen que es demasiado peligroso para una niña, por lo que no debemos hacer eso. Ni siquiera son solamente los padres los que nos dicen eso, sino también las madres, ya que están muy lejos de su verdadero ser feminino salvaje.

En realidad, es un simple lavado de cerebro que comienza desde el día en que naces hasta el día en que te levantas y decides que es suficiente y quieres escucharte a ti misma y hacer las cosas de manera diferente. Para algunas ese despertar empieza a una edad avanzada, para otras a una edad temprana y hay quienes nunca experimentan ese despertar.

Debo decir que algunos lugares se adhieren más a esos patrones que otros y no es lo mismo en todas partes, pero que las mujeres siguen oprimidas y tienen menos derechos que los hombres es un hecho en cada país.

Lucho por la igualdad, quiero que todas las mujeres de todo el mundo tengan los mismos derechos, las mismas opciones, la misma libertad que los hombres. Eso significa que se debe permitir a las mujeres expresarse tal como son, elegir el tipo de educación que desean seguir y no ser manipuladas por nadie para hacer las cosas de cierta manera. Todos deberíamos tener libertad para tomar nuestras propias decisiones y decidir qué es lo mejor para nosotras. Después de todo, todos tenemos nuestra intuición y sabemos mejor que nadie qué es lo que necesitamos y debemos hacer. Alguien más no puede decirnos o saber qué es lo mejor para nosotros, todos lo sabemos por nosotros mismos. Es mejor que nos enseñen a escuchar nuestra intuición y seguir nuestra voz interior, para que podamos lograr grandes cosas y ser ejemplos el uno para el otro.

Soy afortunada de haber tenido esa libertad para crecer exactamente de la manera que sentí que quería. He pasado por tantas etapas diferentes de ser una niña muy femenina con faldas y hacer pulseras a una niña masculina, jugar al fútbol y escalar árboles. Recuerdo que cuando comencé a jugar al fútbol, ​​era literalmente la única chica en todo el club, así que no tuve otra opción que unirme a un equipo de niños. Sin embargo, no me importaba porque no veía la diferencia, solo quería jugar al fútbol y no importaba si era con niñas o niños. A esa misma edad quería aprender karate, también lo consideraba un deporte de niños, pero me uní de todos modos. Toqué la batería, era un rapero que se viste con ropa de hombre, un paracaidista, un kickboxer y, finalmente, un luchador de muay thai y viajé sola desde la edad de 17 años. Todo esto por la sociedad considerado para hombres y no para mujeres. Mis padres nunca me dijeron que no debería hacer algo porque era para niños, siempre tuve la libertad de elegir lo que me gustaba hacer.

Desde que era una niña pequeña, siempre tuve la fuerte sensación de demostrar que las mujeres son capaces de hacer lo mismo que los hombres. Que no debería haber ninguna diferencia en lo que se nos permite hacer solo en función de nuestro género. Es algo que tengo dentro de mí desde el día en que nací. Es mi yo interior, mi intuición, la guerrera dentro de mí que siempre ha estado activo y que cada mujer lleva dentro de ella. Ayudémonos unas a otras para despertar a esa guerrera femenina interior que llevamos dentro.

Geef een reactie

Vul je gegevens in of klik op een icoon om in te loggen.

WordPress.com logo

Je reageert onder je WordPress.com account. Log uit /  Bijwerken )

Google photo

Je reageert onder je Google account. Log uit /  Bijwerken )

Twitter-afbeelding

Je reageert onder je Twitter account. Log uit /  Bijwerken )

Facebook foto

Je reageert onder je Facebook account. Log uit /  Bijwerken )

Verbinden met %s

%d bloggers liken dit: